Action Point (2018)

Una reseña de Rober Ortega

Tim Kirkby, director cuyos comienzos fueron dirigiendo DVDs rockeros de Judas Priest, Iron Maiden o Mötorhead y en cuyo CV están capítulos de series, tales como Veep o Brooklyn Nine-Nine, dirije su primera película comercial con intención de mercado cine a pesar de que en España ha sido importada directamente al mercado VOD. Una historia muy original, pero, como la obra de Shakespeare, quedó en “mucho ruido y pocas nueces”.


Un temerario doble de acción diseña y opera su propio parque temático con sus amigos.

 

Idea muy buena, ¿a que sí? Con un protagonista familiarizado con caídas y masoquismos, Johnny Knoxville. Supe de esta cinta durante mi búsqueda semanal de estrenos USA, hace ya poco más de 2 meses, y estaba más que loco por verla… hasta que la ví.

Lo que era una idea más que buena, de esas en las que piensas “lo que me voy a reir”, resultó que apenas tiene un par de ganchos, todos repetitivos con Mr. Jackass, porrazos, golpes, caídas, manguerazo y leñazo por el tobogán, etc…

Era una más que divertida idea para montar una de esas comedias que pueden llegar a ser un clásicos instantáneo, pero la idea quedó en eso, en una buena idea cuyo transcurso de la historia la hace demasiado evidente y típica con algún ligero cambio con respecto a lo habitual, pero que deja la película como un proyecto de algo bueno que resultó no serlo, el de una posible gran película que quedó en agua de borrajas, y me molesta, me molesta muchísimo porque un guión decente, llamativo, hubiese dado pie a una comedia de altos vuelos, de esas que acaban siendo míticas, pero nos ponemos en situación, 30 años atrás, un parque de atracciones ya montado, con una noria, toboganes, atracciones montadas para meterse caídas, una tras otra, y donde en la misma ciudad van a abrir un parque de atracciones como Dios manda, y deben competir contra ellos. El temita David contra Golliat donde unas veces gana el débil y otras el fuerte (en la vida real siempre gana el segundo, pero la idea es partir con la base principal, competencias fuera). Si nos centramos en el propio parque, en nuestras infraestructuras, diversiones a raudales por muy peligrosas que sean y/o parezcan. Algo así hubiese sido desternillante de cualquier manera, pero partiendo de esa base, pero no, quisieron darle el toque comercial, y a veces se consigue más descomercializar un producto; este es el caso.

Decepción mayúscula por esperar algo que no es, así que si estás pensando en verla, deja tus expectativas muy bajas, consejo principal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here