Bumblebee (2018)

Por Rober Ortega

Travis Knight, el director de Bumblebee, es un director de futuro, paciente como él solo realizando anteriormente y siendo su ópera prima Kubo y las dos cuerdas mágicas. Su segundo trabajo es este primer spin off de Transformers, centrado en el personaje más querido por los usuarios a nivel global.

Bumblebee está basado en el año 1987, lo cual ya sabemos lo que poder esperar, y aprovechando la moda eventual de volver a nuestros amados años 80 se ha construído una película que nos recordará nuestra niñez y aquel cine comercial que amábamos de críos.

La protagonista, Hailee Steinfield, ya me tenía enamorado 8 años atrás, siendo una niña y plantando cara de manera más que protagonista a actorazos como Jeff Bridges, Josh Brolin o Matt Damon, y de la mano de los hermanos Coen con el remake de Valor de ley. Anteriormente la pudimos ver en la trilogía de Dando la nota, y, personalmente, es la actriz de quien más proyección de futuro espero desde 2010, y, habiendo seguido de relativamente cerca su carrera, no me esá defraudando, pero sí espero algo más convencional entre su futura filmografía. A Hailee le acompaña John Cena como personaje más conocido, con un papel hecho a su medida.

Bumblebee me ha creado aquello que os he mencionado al principio: el abrir mi niñez, mis primeras películas en el cine, el haber crecido viendo películas de Steven Spielberg y compañía; de aquellas películas cuya finalidad era la de meternos ciencia ficción, fantasía, drama pero también comedia dentro de la misma película, y el Transformer amarillo ha sido la excusa perfecta para meternos en esa máquina del tiempo con efectos digitales actuales, perfectamente ejecutados, y una historia sencilla pero correcta.

Como pero debería hablar de piezas que no encajan, pero prefiero quedarme con el conjunto, el concepto de volver al pasado, de disfrutar una película de hace 30 años con fecha actual, y para los de mi quinta (para este 2019 ya seré cuarentón), creo y deduzco que es todo cuanto necesitábamos. Bendita Stranger Things que nos hizo volver a aquella época, y con esa serie legaron más, y más que deseamos seguir viendo. Que vivan los 80.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here