(Des)encanto (2018) – Primera temporada

Una reseña de Rober Ortega

Netflix nos trae de la mano de Matt Groening un Futurama del Medievo, con una princesa borracha, un troll y un demonio un tanto freak como protagonistas de este enredo.


SINOPSIS

Nueva serie de animación de Matt Groening, ambientada en la Edad Media, que narra las desventuras de una princesa aficionada a la bebida. En “(Des)encanto”, los espectadores serán trasladados al mundo medieval en ruinas de Dreamland, donde seguirán las desventuras de Bean, la joven princesa a la que le gusta beber, Elfo, su enérgico acompañante, y Luci, su demonio personal. En el camino, este trío disfuncional se encontrará con ogros, arpías, trolls, duendecillos, diabillos, morsas y muchos humanos tontos.

 

Esta seria será lo mismo que es a día de hoy las otras obras de Groening, encabezadas por Los Simpson: clásicos de la animación televisiva.

No nos vamos a engañar, sigue todo del mismo palo satírico de la familia amarilla y de Bender y sus amigos, que en ese sentido, originalidad no es que tenga, pero, si aparece una serie de animación donde su protagonista principal es una princesa que se pasa la vida desobecediendo a su padre, el Rey, con una madrastra que es un pulpo rarito, un hermano pequeño un tanto mongui, y algunos capítulos donde las masacres no se salvan, donde cada capítulo es un mundo nuevo, y encima dicha princesa es una juerguista de cuidado, ¿cómo no no va a llamar la atención?

Pues eso, que nos llama, y mucho. (Des)encanto cumple con creces el cometido que promete, que es el de una salvaje diversión y humor a raudales. Personalmente me ha encantado, la he disfrutado mucho y esperaré la segunda temporada con muchísimas ganas. Muy recomendable, por si no quedó claro.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here