Intensidad sin goles (0-0) en un partido de Copa enérgico

Llegaba el cuadro txuri urdin con la energía que daba la victoria del Bernabeu y con la energía que transmite Imanol. Y con él, volvía Sangalli, y no sólo a la convocatoria, sino a la titularidad de un equipo que aparentemente parecía un equipo “b”, estando Illarra, Willian José o Januzaj en el banquillo. Pero eso es una decisión del mister, y esta vez fue acertada la decisión. Volvía Theo al once tras perderse el partido ante el Madrid y Le Normand hacía pareja de centrales con Llorente, al que le obligaba jugar en el lado izquierdo. En el minuto 5 Sangalli realizaba una jugada en la que se quedaba frente al portero, pero en el último suspiro Mandi cortaba el tiro de Sangalli, cuando se rozaba la más emotiva épica. Hubiera culminado la excepcional noticia de verle jugar, y sobre todo, con la intensidad que lo hizo. El Betis dominaba el balón y la Real muy bien posicionada, trataba de crear peligro al recuperar el balón.  Poco después Juanmi erraba un control a buen centro hacia el área. El Betis no creaba mucho peligro. En el 10 Zaldua veía tarjeta amarilla por cortar un balón peligroso de Joaquin, y ello le lastraría en gran parte, en el partido. Rulli volvía a lucirse como en Madrid en la falta posterior. Zubeldia vería una tarjeta amarilla cortando  una contra y en el 19 el Betis metería gol en fuera de juego. Theo estaba siendo un coladero por su banda y Zaldua estaba lastrado por la tarjeta; y el Betis creaba peligro por ambas zonas, con una Real muy seria en defensa. Además Zurutuza era derribado tras una triple falta de Lo Celso que no era amonestado, y esa, fue la tónica… Sangalli jugaba de media punta y daba electricidad al equipo, en la presión y en ataque. En el 26 Bautista no interpretó un pase al hueco con mucha picardía de Oiarzabal, y poco después Joaquin tuvo la mejor ocasión del Betis, lanzando el balón al larguero y posterior rechace calculaba mal Rulli y  apoco es rematado por Sanabria. A pesar de ello las siguientes ocasiones fueron de la Real, en una buena contra en la que Bautista no estuvo vivo, un remate de cabeza suave de Le Normand y otro de remate de cabeza de Bautista sin mucho peligro. Pero la mejor ocasión sería del Betis, en el 43, en un remate a bocajarro de Guardado que Rulli sacaba de forma espectacular. Nuevamente Rulli salvaba con otro paradón y Theo daba facilidades en su banda. Así finalizaba la primera parte, con una primera parte con mucho ritmo, un Betis dominador del balón pero una Real que creaba peligro, empatados en ocasiones claras.

Imanol decidiría que entraba Merino por Zurutuza en el centro del campo. En el 45 tenía la primera gran ocasión el Betis en un remate de Lo Celso, que nuevamente Rulli respondía con una buena mano. Le Normand cortaba una buena ocasión del Betis, y daba continuidad a una muy buena primera parte de la zaga realista. Pero la Real trataba de jugar más el balón e ir más arriba, y en el primer buen centro de Theo, Oiarzabal lanzaba un a bolea que se iba arriba. La Real creaba más peligro y el Betis comenzaba a jugar a la contra, pero encontrándose con una Real muy seria atrás que no daba concesiones al rival.  En el 59 una buena contra de Juanmi terminaba cortada por la defensa, y Juanmi más pendiente de mirar al árbitro que de continuar las opciones. Y a continuación nuevamente Rulli salvaba los muebles en un paradón sobre un tiro de Lo Celso.Theo daba un susto en un despeje que no terminaba de ver dónde iba el balón, y poco después Rulli volvía a realizar una buena parada en un uno contra uno con Lo Celso, que este trataba de lanzar por encima. En el 68 Le Normand dejaba el campo con molestias a Moreno. Juanmi tendría dos claras ocasiones más tarde: la primera quedaba en fuera de juego por poco en una contra que quedaba ya sólo y posteriormente recibiría un paradón de Yoel en un uno contra uno, en el que casi se cantaba el gol. La Real estaba muy intensa, con Moreno incluso subiendo a rematar y con Bautista y Juanmi buscando remates en rechaces. En el 78 Llorente vería tarjeta en una peligrosa falta cerca del área sobre Loren que Joaquin lanzaba por encima de la portería y poco después Rulli sacaba de los pies de Tello un buen balón, aunque era en fuera de juego. Imanol hacía el último cambio algo tarde ya, tal vez esperando no tener contratiempos con otros jugadores, y regaló a Sangalli la ovación que la grada del Benito Villamarín. A partir de ahí el partido fue intenso, pero el cansancio se notaba, y las defensas se imponían. Oiarzabal tendría la última ocasión en el 91, sacando su garra al tumbar a varios contrarios en su jugada y siendo cortado en última instancia por Calvalho.

Y así finalizaba el encuentro, quedando todo pendiente para un Anoeta que se contagiará de la intensidad que el nuevo equipo de Imanol muestra en los partidos, con la idea de avanzar en esta eliminatoria, que queda muy abierta. Sólo queda que Imanol de con la tecla ofensiva de los goles, porque defensivamente hoy los centrales han sido dos muros inexpugnables incluso con el cambio de Moreno. La garra de este equipo debería de darnos alegrías y buen juego, y Anoeta sigue esperándolo tras bastantes jornadas ligueras algo aciagas en los resultados. Sobra decir que en estos pocos días el debate está servido con un Rulli que difícilmente perderá la titularidad, donde Aihen podrá ser una alternativa para un Theo irreconocible y que se llena de deméritos para ser titular, con un Sangalli que ha sido todo un impulso de energía que habrá que ver si llega bien para la liga y sobre todo con la esperanza puesta en los Illarra o Willian José que hoy han sido espectadores de lujo en el banquillo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here