Intensidad y garra para más de 3 puntos (2-1) en un derbi pasado por agua

[Total:2    Promedio:3/5]

Anoeta se vestía de gala con 27mil aficionados, en un partido que nunca es “un partido más” como han querido disfrazar los bilbainos. Imanol tenía ante sí un partido importante, no sólo por ser un derbi, sino porque lo ajustado de la tabla necesitaba de unos puntos que se antojaban vitales tras un pírrico empate ante el colista en Anoeta. Y para ello Imanol confiaba en la dupla Illarramendi-Zurutuza en el centro del campo, una defensa con Navas y Llorente; y con la magia de los Oiarzabal, Januzaj, Merino y Willian José más adelantados. Y la apuesta le salió bien al oriotarra. La Rela muy bien posicionada e intensa defensivamente y en ataque, no daba tregua al Athletic. Yeray daba el primer susto a Herrerín rematando a propia puerta un centro de Illarramendi y en la siguiente jugada Zurutuza daba un gran pase a Willian José que quedaba en fuera de juego. La Real avisaba en los primeros minutos. En el 11 un intenso Oiarzabal realizaba una gran jugada y su pase al área no encontraba rematador y en el 15 Theo realiza un gran pase desde su banda al que Willian José no llega al pasarse de frenada y Merino, en el intento de rematar, golpea a Herrerín. La Real estaba muy intensa y fruto de ello llegaría la jugada del primer gol. El Athletic sacaría una falta peligrosa que Willian José lo mandaría fuera de un zapatazo, y Oiarzabal, el más listo del partido. le comía la tostada a Dani García que se asustaba de verlo encima y dejaba el balón franco para que Oiarzabal driblara con una pasmosa facilidad la salida de Herrerín y marcara a placer. Anoeta estallaba y el bueno de Mikel mandaría el primer mensaje del partido a la grada: beso al escudo y el júbilo en Anoeta. Merino en el 24 sacaba un centro al área, cuando estaba rodeado de dos contrarios, y Willian José en el primer palo remataría, sacando la defensa el balón en el último instante. Hasta el 29 no llegaría la ocasión más clara del Athletic, donde Rulli se exhibía con un paradón a remate de cabeza de Cordoba. Zaldua también se animaba a intentarlo en un balón que quedaba cerca del área y su balón se iría fuera en el 30. En el 32 Iñigo Martinez remataría de forma acrobática con la cabeza un centro que un muy bien posicionado Rulli recogería sin problemas. Y nada más hizo el Athletic en esa primera parte. Anoeta vibraba con Januzaj en el 34 cuando una jugada individual por su banda (y fueron unas cuantas en el partido), realizaría un centro-chut que pegaría el poste para sorpresa de Herrerín. La Real se estiraba y Zaldua realizaba una gran galopada en el 40 que terminaría en un córner rematado sin peligro por Navas. En el 41 Januzaj realizaría un gran pase que Oiarzabal pasa a Willian José, que no llegaría por poco. La Real merecía algo más por la intensidad del partido, y el Athletic pedía a gritos el descanso. Y en ello Willian José recogería un rechace de Iñigo cerca del área, en el mismo centro, y el brasileño con un giro rápido y un buen golpeo, marca un auténtico golazo quitando las telarañas de la escuadra izquierda del portero. Golazo y Anoeta enloquecía. Willian José regalaba el gol a la grada que hoy se desgañitaba con el partidazo del equipo. Así se iban al descanso con un merecido 2-0 tras una primera parte donde la intensidad, los goles y las ocasiones las puso una Real que demostró que sabe jugar a esto del fútbol, con una dupla Illarra-Zurutuza que volvió a carburar y una defensa de auténticos quilates donde Theo se sumó por fin, y donde la delantera se mostró intensa y en estado de gracia esta tarde.


Garitano realizaba dos cambios y necesitaba cambiar la imagen que había dado en la primera parte. Imanol sin embargo trató de guardar bien la ventaja, con una Real sólida que no daba ocasiones al rival, pero menos intensa en ataque. Normal. En el 48 Raúl García pensó que Rulli estaba adelantado y lanzaba desde su campo, pero el argentino llegaba sin problemas. Y en el 53 Muniain buscaba un tiro en jugada individual, que se iba fuera, cerca del poste. Hasta el 72 no volvía a lanzar, esta vez Beñat desde fuera del área, a la portería de Rulli. Imanol realizaba el primer cambio en el 75, para cuando el Athletic ya había hecho los tres. Entraba Zubeldia por un aplaudido Illarramendi, pareciendo entender ya que ambos no son compatibles, y que hoy era el partido para Zurutuza. Las Real se anima tras el cambio, con un centro del campo más duro, y tímidamente comienza a dar balones a un Januzaj batallador que buscaba por su banda algún resquicio y aire para los compañeros. Pero el asedio del Athletic no era peligroso, hasta que el bueno de Mateu Lahoz se saca de la chistera un penalti de Navas en un córner, que si había una carga, era tal vez rigurosa para un penalti. Pero hoy él sólo podía ser protagonista para los bilbainos, que por medio de Raúl García lanzarían el penalti que Rulli pararía, pero su rechace quedaría a placer para que el mismo jugador lo introdujera al fondo de las mallas. Injusto que el gol llegara así, pero la Real debía hacerse fuerte para mantener la ventaja. En el 85 Sandro sacaría una falta que Willian José no conseguiría rematar ni controlar y poco después Imanol daría entrada a Héctor Moreno por un aplaudido Willian José, dejando claro que no quería dejar a los bilbainos ninguna oportunidad más. Y así fue. El mexicano se erigió en protagonista cortando balones y estando en todos lados en defensa. En el 92 tendrían los visitantes la útima ocasión en una falta que sacarían directamente fuera cuando sus compañeros le recriminaban que lo lanzara aunque sea dentro del área.
El 2-1 haría justicia a una Real que fue mejor en cómputos generales, recuperando el buen juego e intensidad con el que seguro llegarán más victorias a Anoeta. Hoy el partido suponía más que 3 puntos, porque el momento de la liga y sobre todo el nombre del rival así lo hacen siempre. Por mucho que los visitantes se hayan dedicado a decir que para ellos no era importante, seguramente sería por ir poniendo la tirita a la herida que ya intuían. Y que así siga siendo. Oiarzabal lanzaba su segundo dardo de la tarde en plena valoración tras el partido, diciendo que “para los que somos de aquí es una victoria especial…para los que no, es porque no son de aquí”. Zasca doble con gol y sus declaraciones; para una Real que debe aprovechar esta champa de una ola que les acerca hacia a Europa en 8º lugar empatados con un Valencia que sumaba un punto en Barcelona. Ahora toca mirar hacia arriba y creerse que se puede luchar en esta liga. Ahora toca ir a Mestalla a por un Valencia en una buena dinámica pero que jugará en Copa esta semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here