Juanmi vuelve a dar vida a la Real en su estadio talisman (1-1) en un partido sin juego

Por Urko Galarraga

La Real se plantaba en Vigo con la tristeza de la baja de Sangalli por un ictus, que al parecer es leve; y con cinco cambios en un nuevo once de Garitano, con la presencia de un Rulli al que se le daba una nueva oportunidad, la vuelta de los lesionados Llorente y Januzaj, junto con la oportunidad a Moreno y a Theo quienes se han visto relegados en liga por el buen hacer de sus compañeros.

Pero esto es la Copa, y la Real necesitaba poder dar una buena imagen y darle una alegría a Sangalli y a una afición que necesita de victorias para nutrirse. El equipo donostiarra se mostraba bien posicionada en defensa, con la clara idea de no recibir goles, y su ataque se limitaba a las internadas de un Theo desbocado y con ganas de satisfacer a Garitano y de un Januzaj que mostraba su calidad pegando el balón en su pierna, y daba peligro por su banda. Pero poco más en la primera parte.  Theo realizaba una buena internada en el minuto 6 que terminaba en un corner. En el minuto 15 Llorente veía tarjeta por un falta que terminaría en el palo de Rulli, que se había estirado muy bien tapando la portería si hubiera ido dentro de los tres palos. En el 30, nuevamente la suerte tocaba en el palo de Rulli, tras un regalo de Pardo que Hjulsager hacía temblar al poste. Rulli se encomendaba a los palos y la Real no hacía peligro, hasta el minuto 37 donde  Sandro realizaba una buena presión para ceder a un Oiarzabal que se fue ladeando y se quedó sin ángulo, para lanzar el balón a las manos del portero. Theo volvía a realizar otro eslalom hasta el área rival, pero los compañeros se durmieron en el 38, Pardo remataba fuera un tiro desde fuera del área en el 40 y poco más dio la Real que parecía guardar energías para la segunda parte.

Mohamed daba entrada a dos cambios en el descanso, mostrando claramente que no le gustaba lo que veía. La Real comenzaba mordiendo al Celta, con un corner que Llorente no remataba por poco y poco después con un remate de Pardo desde fuera del área, que iba a manos del portero directamente en el 52. Antes veía una tarjeta Oiarzabal que cortaba una peligrosa contra de Emre Mor. Zubeldia volvía a tener una ocasión que detenía el portero, pero poco después el Celta marcaba el primer gol en un corner donde Aspas marcaba tras una prolongación de Araujo. 1-0 y el Celta noqueaba a la Real en el 57 y daba vida al partido. La Real comenzaba a crear peligro, mediante Sandro, con una falta botada por el canario que iba al centro de la portería y despejaba el portero con los puños en el 59 y con una ocasión fallida, cuando se resbalaba tras una buena jugada colectiva.  En el 60 Garitano buscaba el gol con la entrada de Willian José por un Januzaj que pocos minutos más iba a poder jugar. La Real tenía alguna tímida ocasión pero fue el Celta quien tuvo dos claras ocasiones en los pies de Brais Méndez, siendo ambas paradas por un muy buen Rulli, que esta vez sí dio la talla, en un remate a bocajarro en el 64 y en una falta botada en el 66. En el 69 tenía una ocasión doble Oiarzabal y en el 70 entraba Juanmi, el gran héroe nuevamente de Balaidos, por un Oiarzabal que salía renqueante.  En el 74 Theo desperdiciaba una ocasión en una falta que botó directamente a la grada y seguidamente entraba Illarramendi para llevar la batuta del equipo, por un Pardo que estaba desapareciendo del partido. Y pareció que Asier espoleó al equipo, y comenzaron a crear peligro. Nuevamente Theo buscó la profundidad siendo objeto de una falta que Sandro votó directamente al portero, aunque con fuerza. Illarra daba sentido al juego y centraba a Juanmi en el 81 sin llegar a rematar, y nuevamente en el 82 centraba una falta que Juanmi remataba y paraba el portero celtiña. En el 83 Zubeldia remataba arriba un corner, y cuando parecía que el partido no iba a darle a la Real el punto que sí se estaba mereciendo,en el 88 Juanmi remataba a gol un buen centro de un Elustondo que se había vestido ya la capa del ataque. Impresionante Aritz en la energía y muy bien Juanmi haciendo nuevamente justicia en Vigo, para poner el 1-1, y homenajear con la camiseta en alto a un Sangalli que estaría viendo el partido desde el hospital.  La Real tendría dos ocasiones más, una en el 91 a gol anulado de Juanmi por fuera de juego tras quedarse poco a poco Willian José sin compañeros en una jugada individual; y la última en  el 93 en una falta lejana. No sin antes ver Illarramendi una tarjeta amarilla en el 93 por cortar con la mano una contra del Celta, que bien podía haber sido roja.

La Real tiraba de oficio en un partido que estaba muerto en el primer tiempo y que en la segunda dio más alegría con los cambios, y daba sensación de peligro únicamente a base de la garra de jugadores como Theo o Elustondo, la magia de un Januzaj que necesita ir cogiendo forma y con la clase de los Illarramendi o un Zubeldia todoterreno, con la inspiración de Juanmi que nuevamente mostraba su olfato en el estadio que dio a la Real el billete a Europa en la última jornada en la 2016/2017.Ahora toca recuperarse para la Liga ante un Sevilla que visita nuestro estadio, que necesita ver una victoria de los suyos. Y la Copa ya volverá en diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here