Suma y sigue (2-2) en un partido que no merecía menos la Real

Urko Galarraga

La Real se presentaba en Vallecas con un balance en liga de dos victorias con Imanol ante el Madrid fuera y Espanyol en casa. Imanol ponía en liza un once competitivo, con un once que presentaba la novedad obligada de Sangalli por Merino sancionado y donde Rulli recuperaba su puesto en portería tras la Copa. En el minuto 2 Oiarzabal daba el primer susto en un remate de cabeza tras una falta sacada rápidamente pro Illarramendi, epor el balón se iba tímidamente a las manos del portero. Hasta el minuto 10 el partido era una lucha de poder, sin un claro dominador; y en ese minuto Llorente bien posicionado cortaba un buen centro del Rayo y acto seguido Willian José subía por la banda para centrar a Sangalli, que no remataba bien. En el 17 Illarramendi daría un gran pase a Oiarzabal, que este, tra sun buen control lanzaría fuera. Era la mejor ocasión hasta el momento, para una Real que no tenía dificultades en defensa, y que poco a poco trataba de controlar ofensivamente. En el 22 el Rayo sacaría una contra que tal vez no debió suceder, por una falta previa (bastante dura) sobre Sangalli; y en la misma, un rechace recogido por Comesaña, éste lo culminaría con un golazo en el que Rulli poco pudo hacer. Injusto por lo que se estaba viendo, pero así es el fútbol. Y sin tiempo a mucho más, ene l 27, Embarba volvía a machacar a la Real en una jugada tras un saque de banda, que culminaría de forma magistral por encima de un Rulli que había salido muy bien. En 5 minutos el Rayo remataba a la Real, que no se estaba mereciendo tal castigo.

Y a partir de ahí el balón fue más para la Real. En el 33 nuevo intento de la Real, que por medio del siempre incisivo Januzaj, su centro lo cabeceaba Theo hacia Oiarzabal, que no remataría bien. Y en el 38 Moreno cabecearía a las mallas un gran centro de falta de Illarramendi, y mitigaría el dolor de un fulminante marcador hasta ese momento. Quedaba la segunda parte para remontar y para hacer un mejor fútbol, más allá de los intentos de un Januzaj cortado permanentemente de forma dura por la defensa del Rayo. Pero la Real no creaba más peligro, ni por la banda izquierda de un desaparecido Theo, ni era capaz de hilar pases en el medio campo, aun teniendo en sus manos la posesión.

Nada más empezar la segunda parte Raúl de Tomás tendría dos ocasiones claras en las que remataría mal. Hasta el 55 no crearía una ocasión la Real, en una buena pared entre Willian José y Oiarzabal, que este último no llegaría a poder rematar, anticipándose el portero. Un minutos después los protagonistas eran Sangalli y Januzaj, que realizaban una buena pared, pero que Willian José mejor posicionado no remataría por venir de fuera de juego, y Sangalli llegaba ya sin opciones a llegar a rematar. Hasta el 71 no volvía a crear una ocasión el Rayo, y esta vez por medio de un buen tiro de Bebé que Rulli tocaría con los dedos salvando un buen remate (que no fue señalado corner). Imanol debía cambiar algo y entró un eléctrico Sandro en el 74, que consiguió contagiar esa energía a los compañeros. En el 77 Zubeldia remataría bien un corner que se iba fuera y en el 81, la Real crearía una buena contra que Oiarzabal asistiría a Januzaj, y en el rechace del portero, Willian José haría pasarse de frenada a varios defensas, y marcaría a placer. 2-2 y se estaba haciendo justicia con una Real que estaba siendo superior. E Imanol debió tener ya el cambio preparado para espolear al equipo, y en el 83 entró Juanmi, pero sorprendentemente por Willian José que tal vez tendría algún problema. Llorente en el 86 daría una gran ocasión al Rayo tras agarrón sobre Raúl de Tomás cerca del área, cuando este encaraba hacia portería. Tarjeta amarilla merecida, y una falta muy peligrosa que se saldaba con un paradón de Rulli en un tiro que se iba cerca del largero. Y en el corner seguido, Rulli volvía a realizar una meritoria parada en un buen remate que iba a gol. Rulli salvaba el empate en dos paradas decisivas. Pero la Real tenía tiempo, energía ofensiva y se lanzaba a por el partido. Y las siguientes ocasiones fueron suyas. En el 89 Oiarzabal regaló al respetable un gran control, que si hubiera sido Messi lo estaríamos viendo hasta la saciedad. Juanmi tendría una buena oportunidad en el 90, peor su tiro lo lanzaría al mismo centro de la portería donde el portero atajaría sin problemas. Sandro buscaría un centro en el 91 que no encontraría rematador y en la última ocasión, Sandro remataría mal en el 93 un buen centro de Elustondo.

Y así finalizaría el partido, con un punto que sabe a mucho tras el revés de los 5 minutos d ela primera parte dodne el Rayo había encarrilado el partido con dos goles. Pero esta Real ha sabido luchar, tal vez le faltó más tiempo, o ser capaz de crear más peligro por banda izquierda o tener la suerte suficiente de concretar los pases interiores que se intentaban. Pero el punto sabe a mucho, y más si se consigue vencer en los próximos partidos en casa ante el Huesca y Athletic. Imanol nos ha traído los puntos, con 7 de los 9 jugados pro él hasta la fecha; sin derrotas, aun siendo eliminado tras dos empates en Copa. Pero en sus “dudas” queda saber  qué sucede con Theo, si debe jugar por decreto, porque deportivamente no lo está mereciendo. Rulli se está ganando la confianza y trabajo que Llopis está realizando con él. Vamos a ver si Anoeta hace rugir al equipo y nos pone en los puestos que miran más bien hacia arriba en esta liga tan apretada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here