El velo pintado (1934)

Una reseña de Ricardo Campos Urbaneja.

Ahora les quisiera hablar de El velo pintado (1934) no de la versión del año 2006, dirigida por John Curran y protagonizada por Liev Schreiber, Naomi Watts y Edward Norton. Si no de la primera adaptación de la novela de W.Somerset Maugham. Una película dirigida por Richard Boleslawski (Director, actor teatral y cinematográfico, además de profesor de interpretación de origen polaco. Nos dejó unas cuantas películas con grandes interpretes de la historia del cine, como Marlene Dietrich, Charles Boyer, Irene Dunne, Joan Crawford, William Powell, Fredric March, Charles Laughton, Clark Gable, los Barrymore al completo y la divina Garbo. Como Rasputin and the Empress, Men in White, Los miserables, The Garden of Allah, Theodora Goes Wild, The Last of Mrs. Cheyney).

En esta ocasión contó con Herbert Marshall (Actor británico que trabajó en La venus rubia, Desayuno para dos, Duelo al sol, El filo de la navaja, Cara de ángel, Sed de triunfo y muchas más), George Brent (Actor irlandés, que se hizo famoso gracias a su carrera en los Estados Unidos. Trabajando en diversas películas como La calle 42, Agente especial, Escuela de secretarias, Se vende una novia, Mañana es vivir, La escalera de caracol, Como ella sola, La solterona, Amarga victoria entre otras muchas, que quizás no nos suenen) y para completar el plantel he dejado para el final a la mítica, a la divina y a la genuina leyenda del Hollywood dorado por excelencia, Greta Garbo (Actriz sueca que sobrevivió al sonoro a pesar de tener una voz pausada y grave. Una actriz que trabajo con grandes directores rodando pocas películas y dejando el cine con tan sólo 36 años. Pero dejando para la historia una serie de interpretaciones que han marcado tanto Hollywood como la leyenda que la ha perseguido por siempre. Fue cuatro veces designada al Óscar, y finalmente se lo dieron honorífico en 1955, aunque no fue a recogerlo, dado que vivía aislada y alejada de todo lo que conllevaba la fama, dado que era una amante de su intimidad. Entre sus películas podemos destacar las que han formado parte de su legado más universal, como Anna Christie, Romance, Mara Hari, Gran Hotel, La reina Cristina de Suecia, Ana Karenina, Margarita Gautier y Ninotchka). La Garbo es una de esas actrices que dejaron tal huella en la historia del cine, que cualquier generación que se precie, debe recordar quién fue y el legado filmográfico que nos regalo para siempre.

En esta película nos encontramos un trío amoroso, donde Katrin (Greta Garbo) decide casarse con Walter (George Brent) al que conoce desde que eran muy jóvenes, dado que es un prometedor médico y ese matrimonio le ayudaría para alejarse del entorno en que vivía y del que deseaba escapar. Se trasladan a China por motivos laborales de su marido, dado que existe una epidemia de cólera. En dicho país descubrirá el verdadero amor, junto al apuesto Jack (Herbert Marshall) que tiene un alto cargo en la embajada británica. Los iniciaran una relación amorosa a escondidas, que Walter terminará descubriendo. Como venganza, el joven médico acepta un trabajo en unas regiones más remotas y miserables del país, exigiéndola a su esposa que le acompañe. Si no, que le proponga a su amante que se divorcie de su esposa y entonces le otorgaría la libertad, y si no, que regrese a su casa divorciada y con su imagen arruinada por serle infiel. Ella le propone a su amante la opción del divorcio y termina descubriendo que Jack no es el hombre que se imaginaba, y termina yéndose con su marido a esas tierras lejanas e inhóspitas, con la sombra dolorida de la decepción con su amante y de las dudas amorosas que siente por su marido. Durante su estancia allí y sabiendo que su marido la tiene que dejar durante largos periodos de tiempo, ella decide ayudar a los enfermos como enfermera en un centro de monjas, y al volver a ver a su marido sin que él se percate de su presencia, se termina dando cuenta de que sus vidas no son tan distantes y que en el interior de ambos, sigue viva la llama del amor.

Podemos decir que El velo pintado es una película magistral, bien ambientada en decorados y escenarios, donde el director Richard Boleslawski nos presenta un trabajo esmerado y excelentemente montado. Donde sus protagonistas nos ofrecen unas interpretaciones correctas y perfectamente llevadas a la máxima expresión. Pero si debo mencionar de forma especial a alguien, me quedaría primeramente con su protagonista Greta Garbo, que nos brinda una de sus mejores interpretaciones, en las que se ve ese velo de misterio y tristeza, que siempre supo mostrarnos y por la que jamás será olvidada. Sabiendo unificar la emoción por hallar en dos ocasiones cuál es su amor verdadero con la misma pasión, que cuando se ve envuelta en la melancolía más profunda y desgarradora. Sin olvidar a George Brent, que nos muestra de forma espléndida el amor desmedido que siente por su esposa, tanto cuando se sabe engañado por ella, mostrando su lado más oscuro y rencoroso, al sacar de su corazón herido por la mujer a la que siempre ha amado, su lado terrible y vengativo, o cuando se reconcilia perdonándola todo, debido a que su amor es más fuerte que cualquier infidelidad sufrida.

Estamos ante lo que podríamos considerar una obra maestra, por el simple hecho de haberla protagonizado la mítica leyenda y divina Greta Garbo. ¡Muy recomendable!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here