Victoria de infarto (3-2): Imanol revive Anoeta

Anoeta rugía junto con el equipo de un Imanol que llegaba con la “medalla” de las cuatro victorias en casa de la temporada pasada. Y entre los cambios con el intenso mes de enero, volvían al once un Illarramendi o Willian José que descansaron en Copa, y con la novedad de Aihen en detrimento de un Theo que esta vez debía ver el partido desde el banquillo. Descansaba Oiarzabal, en un imagen poco usual para la Real. Como tan poco usual fue el inicio del partido, con la Real encontrándose con el gol en el minuto dos tras córner votado por Januzaj, y en el remate de Willian José al poste, Merino empujaba al fondo de las mallas. Anoeta estallaba cuando todavía quedaban aficionados que llegaban a sus asientos. Elustondo mandaba un balón alto en un córner en el 4, y en la siguiente jugada, un córner votado por la Real se veía una mano clara que desviaba la ocasión y el árbitro necesitó del VAR para dictar un claro penalti. Willian José marcaba en penalti y Anoeta se frotaba los ojos. Era el minuto 5, y con lógica, el Espanyol debía comenzar a apretar si no se quería ir goleado de Anoeta. La Real aprovechaba los huecos con un Januzaj mágico corriendo en banda y un Willian José en su posición natural de “9”, que daban oxígeno al equipo. El belga realizaría una gran jugada en el 17 que Merino remataría defectuosamente y Juanmi abortaría la ocasión del rechace, en fuera de juego. El malagueño aciago en ataque, resultaba más un lastre para el equipo por momentos. En el 25 ponían la intensidad Sangalli y posteriormente un Aihen Muñoz lleno de desparpajo que dio brillo a la banda izquierda de Anoeta. En el 32, cuando la Real parecía estar teniendo controlado el partido, un córner botado tras un tiro de Borja Iglesias, Naldo remataba a gol y sembraba el desazón en las gradas. Elustondo vería tarjeta amarilla por una falta y poco después Granero tendría una ocasión en una falta que se iba a la barrera. El equipo catalán se estiraba y la Real perdía presencia en el campo. Merino vería la tarjeta amarilla en el 42 y poco después, Baptistao estrellaba el balón en el larguero y Llorente intentaría sacar el balón golpeando con la rodilla, pero entraría dentro de su propia portería. La Real desaprovechaba un tempranero 2-0 y la igualada daba alas a un Espanyol que comenzaba a dar signos de querer comenzar a jugar tras el shock inicial. 2-2 y quedaban 45 minutos.
La Real debía recuperar su hegemonía, y así, comenzó la segunda parte con una clara ocasión nuevamente en un remate de Merino a córner de Januzaj, que se iba cerca del poste derecho del portero. Aihen volvía a volar por su banda en el 52 y conseguía un córner que Willian José remataría arriba. En el 57 y en el 60 ven tarjetas amarillas Moreno e Illarramendi, en un festival de tarjetas que asolaría a la Real a la postre. En el 61 Imanol arriesgaba dando entrada a un joven Roberto López que escribe un nuevo hito en esta temporada, el debut de otro joven canterano de 18 años en la Liga por parte de la Real, pero esta vez no era algo testimonial, Imanol le ofrecía los galones necesarios para arriesgar los más de 30 minutos que quedaban de partido. Entró por un Sangalli menos participativo en este partido. Y el cambio debió animar al equipo, porque dos minutos después Willian José marcaría en 3-2 definitivo tras un golazo al primer toque a centro al segundo palo de un exquisito Merino. Un placer ver el gol, por lo que significa a nivel de puntos pero sobre todo porque descubre las virtudes de Merino en la visión y el centro, y muestra a Willian José en el lugar que se le espera, en el área en remate de puro delantero centro. Imanol no dejó nada para la Copa y dio entrada a Oiarzabal por un perdido Juanmi, en una clara idea de que el gol no cambiaba los planes del oriotarra. Rosales tendría una buena ocasión en el 71 y poco después, en el 75, llegaría la controvertida decisión de amonestar por segunda vez a Merino, dejando a la Real con un jugador menos. La amarilla hubiera sido normal siendo la primera, pero para una expulsión, tal vez resultaba algo excesiva. Merino se disculpaba camino al vestuario e Imanol tragaba saliva para encomendarse a todos los santos y vírgenes posibles. El Espanyol hacía daño en balones aéreos, y la Real tenía en Oiarzabal el oxígeno suficiente, que incluso se atrevía a encarar hacia gol y disponer de alguna ocasión como la del minuto 82. Imanol daba entrada en el 83 a Zubeldia por un Januzaj que se había vaciado y dio un recital de juego. Zubeldia entraba para dar más equilibrio al centro y cortar las acometidas de un Espanyol al que el resultado no le valía para nada. Piatti tendría un buen remate de cabeza en el 84 que echaba arriba, al igual que Didac en el 89 y Naldo en el 91. La Real se encomendaba a la falta de puntería de los jugadores del Espanyol, que eran capaces de rematar todo lo que volaba en el área de la Real. Willian José trataba de darle picardía a los momentos en los que recibía el balón y Oiarzabal volaba para alejarse junto con el balón mientras Anoeta se mordía las uñas. Rulli vería tarjeta por perder tiempo en el 93, y así finalizaba el partido.

Anoeta estallaba de alegría, una nueva victoria (la segunda) se quedaba en Anoeta en esta primera vuelta de Liga, pero sobre todo, el equipo transmitía la lucha y la garra que Imanol ha sabido transmitir en estos pocos días. Dos victorias en Liga son un balance necesario en una Liga en la que la Real se posiciona en octavo lugar a 3 puntos de Europa, pero donde el descenso se queda a 6 puntos de los donostiarras que irán a dar la tamborrada a Vallecas el día 20, con el objetivo de fijar su mira hacia Europa, no sin antes recibir en Anoeta al Betis en la vuelta de la Copa del Rey. Imanol ha devuelto el brillo y la energía en jugadores y aficionados de la Real. Aihen viene para quedarse en la banda izquierda, Sangalli es energía pura, Willian José sonríe en su hábitat natutal e incluso ya lleva tres goles en pocos días. Januzaj es el mago que deseamos y todo ello con la alegría emergente de una cantera que por fin sí, saben que alguien apuesta por ellos, y que entre todos esta Real puede ser muy grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here